17/10/12

SerViajeraFotos: Myanmar: Pankam y el olor del té

Pankam es la más grande de las 11 aldeas que rodean a Hsipaw, en el Shan State, al este de Myanmar. Llegué allí caminando durante 6 horas cuesta arriba con un guía, Sai Naung, y nos alojamos en una casa de familia. A las 6 de la tarde, ya de noche y una vez que hubiéramos cenado, 'Mr Uncle', el jefe de la familia, avisó a Sai Naung que en una casa vecina estaban procesando té recién recolectado. Allá fuimos. Lo que presencié me hizo pensar que el corazón se me saldría por la boca: ¿Cómo fotografiar lo que veía? En una habitación apenas iluminada por una bombita y por la luz roja que emanaba un gran horno a leña, trabajaba un grupo de hombres y mujeres alrededor de una mesa de bambú. Transpirados y agotados, sólo descansaban durante los 10 minutos en que el té fresco es ablandado mediante el vapor de agua. Pasado ese tiempo, el té es arrojado sobre la mesa y comienza el trabajo de romper las hojas con las manos, mediante una especie de "amasado" grupal que debe hacerse rápido, mientras las hojas están calientes. Una vez convertido en hebras, el té va a parar a enormes canastos. La operación se repite durante horas, hasta que todas las hojas recolectadas han sido procesadas. Luego, durante dos o tres días, sobre grandes esteras, las hebras se secarán al sol. El té que se produce en la zona de Pankam es el Black tea, el de mayor calidad de Myanmar.

Hacé click sobre la imagen para entrar en la galería de fotos.

1 comentario:

Paco Piniella dijo...

Fíjate María que a mi eso de Myanmar me sigue sonando a "Mi arma" (m alma) expresión típica con que te llaman en Sevilla.