1/12/07

Too fast

Atravieso sin nubes un estrecho turquesa, cruzo fronteras en el aire, dejo atrás un mundo hecho de misteriosas siluetas de chilabas, pobreza extrema, autobuses mojados, callejuelas estrechas, olores penetrantes, colores brillantes. De Tánger a Madrid en una hora. Y de pronto un tren supersónico, puertas que se abren y cierran solas, el metro con aire acondicionado, La Castellana convertida en un derroche de luces navideñas.
Cierro los ojos y duermo.
Almuerzo con amigos, no hay tiempo, hablamos rápido, no hay tiempo, rápido, no hay tiempo.
Deshago una mochila y hago una valija.
No me quiero ir.
Barajas nuevamente, un avión repleto, píldoras para dormir, no me quiero ir. Desaparezco, regalo al vacío doce horas que dejo de vivir.
Ezeiza, aplausos, voces argentinas hablando fuerte contando hazañas, luces que encandilan, densos perfumes que saturan el paso obligado por el duty free shop.
Un remisse por favor.
¿A dónde?
Al Bajo de San Isidro.
Me acomodo en el asiento trasero, cuánto calor, entorno los ojos, no me quiero ir.
No me quiero ir. Qué verde está Buenos Aires.
No me quiero ir. Los jacarandás están en flor.
No me quiero ir. El perfume de los tilos embriaga.
No me quiero ir. El río.
No me quiero ir. Mi casa.

Desembalo sorpresas para Andoriña. Una manta paquistaní comprada en el mercado vintage de Bricklane, los platos de cerámica marroquíes. Y el tam-tam. ¿Cómo fue que se me ocurrió traer un tam-tam?
Es que lo escuché ayer a Bilal en Chaouen. Es que ayer anduve perdida por la medina de Tetuán.
Hace calor, me duele mucho la garganta. Me empezó a doler en el instante en que subí al avión. Ayer. Atiborrado, mezclado, apretado, todo todo fue ayer, ayer, que es lo mismo que ahora, que hoy.
Un zorzal toma agua de la fuente, me hace sonreir. Todo esto es tan conocido. Lo quiero y no lo quiero.
No me quiero ir.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

felices fiestas. Analia
http://ineshechicera.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Poesía pura....me gustó....yo tampoco me quiero ir.
jcm44@hotmail.com

Ser Viajera dijo...

Seas quien seas, gracias por compartir conmigo un momento.
Todo tiene su lado bueno: No quererse ir le pone más condimentos al viaje, cualquiera sea, a donde sea...
Gracias otra vez.
SerViajera

Argonauta dijo...

¡Hola! Buscaba información sobre los escritores que vivieron en Túnez y los caminos del google me han traído hasta aquí. Me gusta viajar y tu blog me ha parecido muy interesante así que espero volver pronto con un poco más de tiempo.

Un saludo desde el Mediterráneo.