7/11/11

Bleu

A 115 km de Tanger, perdido en las montañas del Rif, hay un pueblo donde se camina sobre color azul. Al principio uno no lo cree, se dice que el azul rebasó el zócalo por error y que pronto se acabará. Pero como una ola, el azul continúa. De tanto mirar este prodigio uno no se da cuenta de que el azul no sólo está en el suelo, sino que trepa por escaleras y muros e invade callejones.
Así es Chefchaouen, Xaouen o Chaouen: un pueblo marroquí completamente azul. El color, en sus incontables variaciones, es una foto constante. Mujeres rifeñas con estridentes faldas rayadas contra el azul añil, gatos negros contra el celeste, carros cargados de frutas contra el azul violáceo, alfombras rojas contra el turquesa, hombres con blancas chilabas contra el cobalto. El sol le da a todo un extraño tono pastel; la lluvia corre por las calles escalonadas formando cascadas iridiscentes y los charcos parecen diminutos pozones de mar.

¿Cómo es que existe una ciudad azul? En 1494 Chaouen creció gracias al asentamiento de exiliados judíos y musulmanes llegados del reino de Granada. Junto a su tristeza inmensa traían tradiciones y costumbres. Por eso Chaouen creció muy parecido a un pueblo andaluz: casas con muros gruesos, pequeños balcones de forja, patios con limoneros. Escondida en el fragante Rif, tapizado de plantaciones de kif, Chaouen permaneció aislada durante siglos. En 1920 fue ocupada por los españoles, quienes, sorprendidos, se encontraron con un pueblo donde los judíos todavía hablaban una variante del castellano medieval. En 1930 llegaron a Chaouen más refugiados judíos. Con ellos se renovaron costumbres, entre ellas la de pintar sus casas de azul, color simbólico judío. Con el correr del tiempo el azul se convirtió en el emblema de Chefchaouen, y aunque hoy ya no quedan judíos, sólo musulmanes, la costumbre persiste.
Chaouen es azul, toda azul, azul. Es irreal, onírica, como si en vez de caminar por un pueblo, uno anduviera despierto o soñando -qué más da- por el fondo del mar.


6 comentarios:

felipe dijo...

¡!!Que lo parió!!!!!!!

Ya me mareaste con tanto personaje.

Para mi hay un solo personaje Maria Varela Canaca, la flaquita, pioja mas valiente que conozco.

Porque reconocer el miedo aceptarlo y dominarlo es de VALIENTES.

Sos INCREIBLE.

Cuídate mucho.

Te quiere FELIPE

Alicia tilmant dijo...

Esto no se puede creer!!! Qué envidia pero qué suerte poder vivirla aunque sea desde aquí!

Beso!

Alicia

diego quiroga dijo...

Cana,
¡¡¡¡¡ que fantástico pueblo azul !!!!!!!
besos

Ser Viajera dijo...

helllo dear Alice!
Te morirías con los colores... Además Chaouen es ideal para vos: hace frío!!!!!!!!!!
muchos besos
Cana

alicia tilmant dijo...

Qué bueno Cana!!! Pronto por aquí????? Qué grande estar recorriendo esas maravillas. No te va a quedar rincón del mundo por ver!

Un beso!

Alicia

Uma dijo...

Me maravilló tu descripción del pueblo azul, más encantandome ese color, y al mismo tiempo escichaba Azul de Jorge Drexler.

Uma.