2/7/06

Horadada

Desde hace 18 días vivo de sacudón en sacudón. Sacudones calmos, sanos, no violentos, aunque suene como una perfecta contradicción. Y se meten como gusanos laboriosos por todos los resquicios de mi cuerpo y de mi alma. Estoy toda horadada. Tengo la sensación de que soy mil agujeros por donde con un poco de valentía me podría escapar. Es cierto que soy absolutamente visceral pero, como bien dijo mi brother Mariano hace un tiempo, también soy muy mental. Por ende soy una cosa que siente, pero que no deja por un segundo de pensar.
Mis sentidos deliran con lo diferente y lo nunca antes visto, pero me es imposible, al mismo tiempo, no ver la pobreza digna aunque desgarradora, las necesidades de la vida cubiertas apenas con unas pocas cosas. Marruecos es África, negra, musical, colorida, ojos inmensos color café velados por telas que constantemente sacuden los vientos alisios, el orgullo de haber aprendido de la universidad de la vida y no en la otra, de no saber leer ni escribir y sin embargo hablar varios idiomas, pero también es la no Europa, el otro lado, la degradación económica, la sumisión horrorosa de la mujer, el mundo híper machista de la religión islámica, un resentimiento que es secreto pero que es difícil de disimular. No se entiende cómo el mundo no explotó hace rato en mil pedazos, no se entiende el desbalance entre millones de seres involucionados y otros que pretenden ser muy evolucionados. Tengo tanto para contar. Es tanto lo que aprendí, lo que escuché, lo que pregunté.
Fran y yo, a pesar de ser claramente y explícitamente madre e hija, somos dos mujeres. Eso fuimos: dos mujeres haciendo cientos de kilómetros en auto, en tren y en colectivo con una mochila a cuestas. En algunos sitios, como en Marrakech, éramos dos turistas más, en otros, como en Fez, en el desierto, en el Alto Atlas o en Essauoira éramos dos mujeres occidentales que viajan solas. Que se las arreglan solas. Que tienen un trabajo o que estudian, que son independientes, que deciden, que opinan, que a veces dicen que sí y otras largan un rotundo no. Y del otro lado está el poderoso, enorme mundo musulmán. La fascinación de los hombres por acercarse a semejantes marcianas. Y los dejás venir, porque también sentís enorme curiosidad. Y les contás, porque aman saber. Quedan subyugados. Pero finalmente te tratan como sus padres tratan a sus madres desde hace siglos, como ellos tratarán a sus mujeres. La mujer no dice no. La mujer no opina. La mujer se desloma y no le pagan. La mujer no se baña en el mar aunque hagan 45 grados de calor. La mujer vive tapada. Y se tapa aun más cuando entra a la mezquita para no tentar a los hombres, la mujer se queda atrás de los hombres, separada por un biombo, siempre atrás.
Los hombres en cambio, usan trajes de baño Rip Curl. Los jóvenes imitan a su adorado ídolo y símbolo jamaiquino-etíope-africano Bob Marley, y si pueden cumplen su sueño de seducir a una occidental. Después, antes de casarse con la mujer indicada, peregrinarán a La Meca para lavar sus pecados. Y recomenzarán una vida como Alá manda, limpios, como el mejor musulmán.
Lo que he visto y escuchado me ha taladrado. Hago agua por los cuatro costados. Porque todo tiene su envez. Lo inentendible, lo que te subleva también. Me ha matado la dulzura de ciertas miradas, la sabiduría que mágicamente se encuentra en la más extrema pobreza, la felicidad de los chicos que se contentan con el más básico de los juegos, sentir el poderoso sol, entender la felicidad suprema del oasis, la bendición del agua, y la fuerza tremenda, demoledora, de la enorme nada.
¿Saben que es eso lo que los viajeros más solitarios vienen buscando? Es curioso... Todos hablan de la intensidad de lo poco... Como si el mundo atiborrado de cosas de donde venimos no sirviera para nada... Uffff.....
Y más, mucho más... Ver el sunset en el desierto naranja, sentir el silencio, escuchar los cinco llamados al día desde el minarete de las mezquitas, sea en Fez, en Essaouira o en el pueblo destartalado frente a las dunas, ver a los hombres en la soledad el campo arrodillados en dirección a La Meca. El mundo entonces se detiene, en la tierra y en el cielo sólo se escucha el poderoso Alááááááááááá...
No sé cómo hice ayer para irme, no sé cómo tuve valor para tomar el avión de vuelta a Madrid.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Tenia enorme curiosidad por saber de Marruecos antes de plantearme hacer un viaje por allá. Jamás pensé que pudiera encontrar por la red, una descripción tan perfecta, tan transparente y tan completa, como la que comentas. Gracias por tu blogs.Un saludo, mucha suerte y sigue viajando por favor jejeje. Mil besos de otra viajera.

Dominique dijo...

hello,
sabes una plaza bonita y barata para dormir en essaouira?
Gracias de sus respuesta.
dominique de francia

Ser Viajera dijo...

Hola Dominique!!

Aquí te envío dos hotelitos donde estuve alojada hace justo un año:

Éste está bien ubicado, es limpio, bonito y barato... Es bastante grande, las habitaciones dan a un patio precioso. Tiene una onda backpackers y gente de todo el mundo se hospeda allí. Se llama Hotel Les matins Bleus http://www.les-matins-bleus.com/

El Hotel Al-Arboussas también es bueno y barato. No tengo la web, el tel. es: 044 472610. Está muy bien ubicado cerca de las murallas, es pequeño, limpio y muy bonito, en un callejón tranquilo.

Mucha suerte viajera!!!

María
www.serviajera.com

Dominique dijo...

Muchas gracias por tu repuesta rapida!

Dominique
http://scorpio72.blogspirit.com/

toubkal dijo...

Hola Maria

A tan solo 2 horas de avión desde España, os proponemos descubrir las montañas y valles del Alto Atlas Marroquí y la ascensión al Toubkal, la cima mas alta del norte de Africa. Somos una organización familiar de guías de montaña con base en Imlil a los pies del Toubkal.

Soy guía acompañante de montaña diplomado y hablo 5 Idioma, soy un jovén béreber y vivo en Imlil, pueblo situado a los pies del Toubkal en el Alto Atlas Marroquí. Os ofrezco mis servicios y conocimiento de la zona para vuestro viaje a las montañas de Marruecos. Tengo un Albergue tradicional en Imlil, donde estareis muy cómodos y tranquilos y nos encargamos de todo lo necesario para vuestra estancia. Tenemos el placer de contar con numerosos amigos y clientes españoles. Para mas información, no dudeis en escribirme a

omar@douar-imlil.com

o bien visitar nuestras paginas:

www.trek.imlil.fr

www.douar-imlil.com

www.imlil.fr

OMAR ASQUARRAY, GUIA ACOMPAÑANTE DE MONTAÑA Deplomado (CFRMSM).

Os invitamos a Vuestro Grupo a pasar una buena estancia en nuestra casa, con la familia ASQUARRAY en IMLIL.



Un cordial saludo desde IMLIL a todo vuestro equipo



Omar ASQUARRAY

guia por Marruecos gratis dijo...

primero le quiero dar las Gracias por su blogs.que es muy interesante.
me llamo younes y soy un chico de 21 años, estudiante de filologia hispanica en la universidad, vivo en khenifra, que es un paraiso natural, la ciudad esta rodeada de maginficos bosques de cerdo. no muy lejos del centro de la ciudad, solo a 30 kilometros podemos ver lagos,monos...etc
vale la pena visitar a khenifra, yo sé que mucha gente no sabe mucho de mi ciudad porque es una de las ciudades marginadas.
pero yo os invito a todos a pasar unas buenas vacaciones en khenifra
bienvenidos!
para ampliar su información,ver fotos de los lagos.. no dudeis en escribirme a
soytorrero@hotmail.com
es a la vez msn y es correo.