13/8/05

Ciudadana de "Santa"

(Santa Teresa, Río de Janeiro)

El Bar do Mineiro es un sitio fascinante. Aquí se junta la gente de Santa Teresa desde hace una eternidad, en este bar-restaurante de azulejos blancos, fotos en blanco y negro, insólitos cuadros sobre la barra, estanterías abarrotadas de objetos y bebidas rarísimas, y entre medio de la gran mezcolanza, un gran cartel que dice IMAGINE PEACE. La gente toma cerveza en la vereda cuando adentro no hay lugar (nunca hay lugar) y en el salón atiborrado el ruido es ensordecedor. Pude conseguir una mesa anoche, milagrosamente, y devoré una auténtica feijoada con un amigo nuevo blanco pálido inglés. Saqué fotos también y hablé con medio mundo también. De qué... muy bien no sé. Mi portugués es un bochorno, aunque los cariocas son tan generosos y dulces que te dicen que hablás increíblemente bien.

Todo eso fue después de andar colgada en el 'bondinho', (el tramway) sin pagar, porque si no te sentás la subida o la bajada es gratis. Uuuuuuuuhhhhh, impresionante, las curvas te pegan en la cara cuesta abajo y parece que te vas a desbarrancar.
Caminé, caminé y caminé. Esta mañana bajé hasta Lapa, de ahí me tomé un bus que me dejó en Leblon.

Sunday a pleno, la avenida que bordea la playa estaba cortada y los seres más extravagantes se mostraban con pocas prendas por ahí. Impresionante la cantidad de policia, amazing la cantidad de turistas ricachones hacinados en tumbonas, terrible la cantidad de pobreza. Por la calle pasaba gente vendiendo hielo para los puestos de coco de la playa, juntadores de latas, vendedores de todo lo que se te pueda ocurrir, personajes insólitos, como un viejo negro que con un gran parlante en una bici ofrecía CDS de versiones de samba y bossa muy antiguas.
Leblon, Ipanema, Copacabana a pie. Y ni siquiera me di cuenta. Iba alucinada, cada tanto me bañaba entre los turistas que no paran de tomar cerveza bajo el sol de las tres de la tarde, y sacaba fotos a las nubes violetas que cortan en dos a los espectaculares morros que rodean la ciudad. Después me metí en un music store y conocí a Wilson. Me apabulló con lo que sabía de música, me hizo escuchar músicos nuevos y después terminamos filosofando sobre la vida. Wilson es súper negro y guapísimo. Habla inglés, y no puede dejar de recordar una y y otra vez que su tataraabuelo era esclavo y que su abuelo logró salir de una favela. Me cuenta de la otra cara de la ciudad, la cara triste, tan pobre que lastima, y de lo difícil que es prosperar. Ok, me dice, Rio es hapiness, sex, music, exotism, drugs, poverty, social problems. Todo junto. Y me da cifras. Ciento ochenta millones de habitantes tiene Brasil y cuarenta millones de ellos viven en favelas. Cuarenta millones, igual que los habitantes de Argentina. Un pais de pobres -los chicos de algunas favelas armados hasta los dientes, con ametralladoras capaces de derribar helicópteros- dentro de otro país. Una bomba de tiempo en un pais espectacular. Wilson me invitó a un concierto en Lapa esta noche, porque mañana lunes es feriado en Río. Estoy pensando si ir. Es que volver a la casa de Manuela, la dueña de la casa donde vivo, también es una experiencia alucinante. Hija de una familia venida a menos económicamente, escucharla hablar es fascinante. Tiene un novio músico y ella estudió diseño, así que está empapada en el tema social de Rio, que es el que más hipnitiza. Como tiene 34 años, se acuerda de lo diferentes que eran las favelas cuando era chica. Eran lugares que se podían visitar, adonde ella se acuerda de haber ido. Las favelas eran humildísimas, pero alegres. Vivir en las favelas era para los pobres honroso y en un punto bello: desde allí todos veían y disfrutaban el mar. Allí nació buena parte de la música brasileña, esa cosa caliente, mezcla de sangres, tradiciones y razas que sólo con un tambor te hace bailar. Y fue así hasta que llegó la mafia de las drogas: desde ese momento todo se acabó.
Muito mais pra contar, mañana. Creo que me voy al concierto.
Beijos

2 comentarios:

Mario I. Aguilar dijo...

Hola viajera .. no dices quien eres pero tu blog es muy interesante. Mario
http://contemplationandpolitics.blogspot.com/

rosario dijo...

Hola!
estoy leyendo tu blog porque viajo a Brasil estos días. Lo encontré bucenado en internet y me encanta. Quería preguntarte si Manuela alquila habitaciones y si podría yo estar 4 días en su casa. Te dejo mi email tabachian@yahoo.es.
Muchas gracias por esta preciosidad de blog!
saludos desde Madrid.
Rosario